Las muelas de juicio

Tu boca pasa por muchos cambios en la vida y uno de ellos es la aparición de las muelas de juicio, las cuales suelen erupcionar entre las edades de 17 y 21 años. Cuando salen de manera correcta, estas pueden ayudarte a masticar. Es de mencionar que es normal sentir malestar cuando empiezan a aparecer y si sientes dolor, debes acudir al odontólogo.

¿Problemas al salir?

Las muelas de juicio pueden causar problemas si no tienen el espacio suficiente para poder emerger o si salen en una posición que no es la correcta. Si el odontólogo te dice que tus muelas del juicio están incrustadas, esto significa que están atrapadas en tu mandíbula o debajo de tus encías.

¿Por qué podrían sacarte las muelas de juicio?

Cada paciente es diferente, pero en general las muelas de juicio hay que sacarlas cuando existen pruebas de cambio como las siguientes:

  • Dolor
  • Infecciones
  • Quistes
  • Tumores
  • Daño a los dientes adyacentes
  • Enfermedad de las encías
  • Caries

El odontólogo te podría recomendar sacarlas como parte de un tratamiento de frenos o por algún otro tratamiento dental.

Antes de tomar una decisión, tu odontólogo examinará tu boca y te hará una radiografía, para luego decidir cuál es el mejor tratamiento.

¿Conservar las muelas de juicio?

Las muelas de juicio que no se extraen deben seguir siendo vigiladas, ya que todavía existe el riesgo de desarrollar complicaciones más tarde. Cuando la gente envejece, existe el potencial de desarrollar problemas de salud y esto incluye problemas en las muelas de juicio. Recuerda que las visitas regulares al odontólogo son importantes para la evaluación de tus muelas de juicio y tu salud en general.

 

Share:

Agregue un comentario