La caries del biberón

Aunque los dientes de leche sean temporales, estos son importantes y propensos a la caries. La caries dental en niños y bebés recibe el nombre de caries dental de la edad temprana. Los niños requieren dientes fuertes tanto para masticar la comida como para hablar. Los primeros dientes también ayudan a garantizar que los dientes adultos salgan de manera correcta. Es importante que los bebés tengan un cuidado bucal que ayude a proteger sus dientes durante los años posteriores.

¿Qué origina la aparición de caries dental de la edad temprana?

La caries dental de la edad temprana suele generarse en los dientes superiores delanteros, pero otros dientes podrían resultar afectados también.

Hay diversos factores que pueden provocar la caries dental. Una causa habitual es la exposición prolongada y frecuente de los dientes de los niños a bebidas azucaradas como la gaseosa. La caries dental puede causarse cuando se acuesta el bebé en la cama con un biberón, o cuando un bebé por nervios utiliza el biberón como chupón.

La caries dental es una enfermedad que puede comenzar cuando las bacterias que causan la caries se transmiten de la mamá (o cuidador principal) al bebé.  Estas bacterias se transmiten por medio de la saliva. Por ejemplo, cuando la madre se lleva la cuchara del bebé a la boca, limpia un chupete o cuando le da besos con la boca, las bacterias se pueden pasar al bebé.

Si el niño pequeño o bebé no recibe una cantidad suficiente de flúor, también puede ser más propenso a padecer de caries dental.

La prevención de la caries de la edad temprana

  • Procure no compartir saliva con el bebé al utilizar las mismas cucharas. Evite también darle besos en la boca. Después de cada comida, limpie con una gasa limpia y húmeda las encías del niño.
  • Las personas encargadas de niños entre 3 a 6 años deben comenzar a cepillarles los dientes tan pronto empiecen a brotar, utilizando una cantidad de pasta de dientes con flúor no mayor que el tamaño de un grano de arroz.
  • Supervise a los niños cuando se cepillan hasta que sean capaces de poder escupir por sí solos sin tragarse la pasta dental.
  • Eche solamente leche en polvo, leche o leche materna en los biberones. Evite llenar el biberón con líquidos como agua azucarada, jugo y refrescos.
  • Incentive a su hijo a beber de una taza cuando haya cumplido un año.
  • Fomente hábitos de alimentación saludables.

 

 

Share:

Agregue un comentario