¿Cuál es la relación entre la diabetes y la salud oral?

La diabetes es una enfermedad crónica que se desata cuando el páncreas no es capaz de poder generar insulina o cuando el cuerpo no puede hacer un correcto uso de la insulina. Dicha enfermedad puede desencadenar cambios significantes en la boca. Asimismo, las infecciones orales podrían perjudicar el control metabólico e influir negativamente en la calidad de vida de las personas con diabetes. Para los odontólogos es preocupante el impacto de la diabetes sobre las enfermedades que afectan a los tejidos de las encías y los dientes, la razón más frecuente de pérdida dental en individuos con diabetes mellitus. Los estudios revelan que las personas que la padecen tienen mayores riegos de tener complicaciones en las encías, agregándose así a la lista de otras afecciones vinculadas con la diabetes como, por ejemplo, enfermedades cardíacas, derrames y dificultades renales.

¿Es un círculo vicioso?

Las recientes investigaciones indican que existe una relación de dos vías entre la diabetes y las enfermedades severas en las encías. Las personas con diabetes no solo tienen mayores posibilidades de tener enfermedades avanzadas en las encías, sino que estas últimas también pueden incidir en el control de la glucosa en la sangre y colaborar con el avance de la diabetes. Los estudios señalan que las personas con diabetes son más susceptibles de poseer problemas de salud oral como gingivitis (etapa inicial de la enfermedad de las encías) y periondotitis (enfermedad severa de las encías).  Las personas diabéticas tienen mayores riesgos de adquirir periondotitis, ya que son más susceptibles a las infecciones bacterianas y son menos capaces de combatir las bacterias que invaden las encías.

El Informe del Médico General sobre Salud Oral señala que la buena salud oral es una parte integral de la salud total. Por lo tanto, no se olvide de cepillarse los dientes y de utilizar el hilo dental correctamente y de visitar a su dentista para chequeos regulares.

Si tengo diabetes, ¿tengo mayores riesgos de padecer de problemas dentales?

Si su nivel de glucosa no está bien controlado, las probabilidades de tener una enfermedad severa en las encías y de perder los dientes se incrementan. Como sucede con todas las infecciones, una enfermedad avanzada en las encías puede ser una causa del aumento de la glucosa, dificultando así el control de la diabetes.  Cabe mencionar que otras afecciones bucales relacionadas con la diabetes comprenden la candidiasis, que es una infección provocada por un hongo que crece en la boca, y sequedad en la boca, que puede ser causa de dolor, úlceras, infecciones y caries.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir las enfermedades dentales relacionadas con la diabetes?

Primeramente, controle de manera constante su nivel de glucosa en la sangre. Luego, cuídese bien sus dientes y encías, y realice visitas regulares al dentista cada 3 meses. Para controlar la candidiasis (una infección de hongos), contrólese bien la diabetes, evite el cigarrillo y, en caso de que use dentaduras, sáqueselas y límpielas a diario. Un buen control de la glucosa puede contribuir a prevenir y aliviar la resequedad de la boca provocada por la diabetes.

¿Qué debo esperar de mi chequeo? ¿Debo decirle al dentista que padezco de diabetes?

Las personas con diabetes tienen necesidades especiales y el dentista e higienista se encuentran equipados para satisfacer esas necesidades, con su colaboración. Mantenga al tanto a su dentista e higienista de cualquier cambio en su estado de salud y de cualquier medicina que esté tomando. Postergue cualquier procedimiento dental que no sea de emergencia si su nivel de glucosa en la sangre no se encuentra bien controlado.

 

Tags:
Share:

Agregue un comentario